Una sonrisa a hurtadillas, una determinada actitud, una bonita melena, unos guantes largos, un vestido, unos zapatos, una sonrisa, un color... ¡Tantas cosas pueden ayudarte a ser más atractiva y sensual! ¿Quieres descubrirlas? Te contamos lo que es más sexy sin caer en la vulgaridad.


  • Un escote prominente, que deje poco a la imaginación, es sexy. Aunque recuerda que por debajo llevarás alguna prenda larga, pues de lo contrario lo sexy, se convierte en vulgar.

  • Los labios gruesos triunfan frente a las bocas pequeñas. Sólo hay que echar un vistazo a las mujeres más sexys: Scarlett Johansson, Pamela Anderson, Salma Hayek…. Si además se pintan en rojo, se convierten en apetecibles y deseables boquitas de fresa.

  • La minifalda es una prenda que en los sesenta revolucionó el mundo de la moda, pero sigue brillando. Póntela en plan sport o con taconazos. Siempre es sexy.


  • Muchos son los elementos que pueden ayudarte para que te sientas como una mujer sexy.
    Te damos algunas ideas para que las estudies y te apliques las que mejor vayan con tu personalidad.
     
    Anillos XXL
    Un anillo extragrande en las finas manos de una mujer resaltan la fragilidad y feminidad de su portadora. Y ya se sabe que las mujeres desvalidas siempre han querido ser protegidas.

    Bustier
    Los corpiños del siglo XVII en la corte francesa desataron una ola de romances y escándalos en la sociedad francesa de la época, que se transformó en la patria del libertinaje y el amor libre. Ahí están obras maestras de la literatura como “Las amistades peligrosas” para dar testimonio o las escandalosas citas de las favoritas del rey Luis XIV (Madame de Montespan, Luisa de la Valliere…).

    Gran parte de la culpa de la subida de temperaturas en la corte europea la tuvo la invención en el mundo de la moda de los bustiers. Hoy, firmas como “La Perla”, “Victoria´s Secret” o  “Andrés Sardá” comercializan verdaderas joyas en cuestión de corpiños.

    Brillantes
    El número uno de los abalorios sexys. Una pieza que denota poder, capricho y convierte a una mujer en deseada, pues para poseerlo antes alguien ha debido quererla de tal modo que la haya agasajado con él. Un brillante potencia la sensualidad de cualquier mujer.

    Caída de ojos
    Nada más sexy desde que el mundo es mundo que un aleteo de pestañas que revele timidez y sonrojo a la vez que atrevimiento para captar la atención de un hombre.

    Cruzar las piernas
    ¿Quién no recuerda la mítica cruzada de piernas de Sharon Stone en “Instinto Básico”? Aunque en la toma, la bellísima actriz prescindió de ropa interior, lo cual no es indispensable para ser sexy, pues una cruzada de unas piernas bonitas asegura el alto voltaje.

    Curvas
    El 81 por ciento de los hombres encuestados por la revista española "Cuore" prefiere una mujer con curvas frente a una delgada, escogen un poco de barriguita al vientre plano y se inclinan por una cara bonita antes que por un cuerpo escultural.

    Confiesan que un poco de barriguita no es algo que les eche para atrás, sino al contrario. De hecho, solamente hay que ver las redondeces de la mujer más sexy para ellos, Scarlett Johansson. Marilyn Monroe, que al día de hoy sigue personificando la sensualidad, es otro de los iconos que lucía la "curva de la felicidad".



    Champagne
    ¿Cómo planificarías una noche de pasión? Yo en ella sin duda incluiría una botella muy fría de champagne francés, y es que como dijo Oscar Wilde: “El champagne es la única bebida que las mujeres deberían beber en público”. Una bebida que, a diferencia del resto, a medida que más bebes más embellece. No engorda, es afrodisiaca ¿qué más quieres?.

    Chanel nº5
    Fragancia encumbrada a las cimas del glamour y lo sexy por la no menos sensual Marilyn, quien confesó que se acostaba con unas gotitas del codiciado perfume.

    Caviar
    Si las mujeres sólo deberían beber champagne, en ese caso lo acompañarían con caviar. Lujo, ostentación, sibaritismo, gusto por lo exclusivo. Que a una mujer le guste el caviar es bien sexy.

    Dentadura blanca
    Una sonrisa deslumbrante es lo que más les importa a los hombres después de los labios, el pecho, la melena y el trasero, pues las convierte en besables.

    Escote
    Un escote prominente, que deje poco a la imaginación, es sexy. Aunque recuerda que por debajo llevarás alguna prenda larga, pues de lo contrario lo sexy, se convierte en vulgar.

    Espalda al aire
    Los tops y vestidos con espalda al aire, son elegantes sin dejar de ser sensuales. Se enseña la inmensidad de la parte trasera hasta llegar a donde la espalda pierde su casto nombre.

    Falda tubo
    Con corsés o camisa, para ir a trabajar, a una fiesta o al supermercado, se trata del corte más favorecedor y versátil. La falda tubo, favorita de los diseñadores Dolce y Gabbana y de las mujeres latinas, confiere un encanto especial a la que la porta. Transmite seguridad y feminidad pero sobre todo mucha sensualidad.



    Guantes largos

    Como los que se quita Rita Hayworth en Gilda: además, están de moda.

    Lunares
    Al lado de la boca, como Marilyn, Cindy Crawford o Paulina Rubio o debajo de un ojo. Te lo puedes pintar, tatuar o pegar. También puedes simular brillantes con maquillaje joya.

    Labios gruesos y rojos
    Triunfan frente a las bocas pequeñas. Sólo hay que echar un vistazo a las mujeres elegidas como más sexy por ellos: Scarlett Johansson, Pamela Anderson, Salma Hayek…. Si además se pintan en rojo, se convierten en apetecibles y deseables boquitas de fresa.

    Leggings
    Como los que portaba Olivia Newton Jones en "Grease", cuando de ñoña y antimorbosa se convierte en mala y deseable. Ceñidos, negros y con un poco de brillo.

    Melena Larga
    Prefieren una larguísima melena antes que un corte de "melenita" o "a lo chico". Y es que una cabellera como la de Jennifer López o Penélope Cruz hace las delicias de la mayoría del género masculino.

    Minifalda
    Una prenda que en los sesenta revolucionó el mundo de la moda sigue brillando. Póntela en plan sport o con taconazos, siempre es sexy.

    Medias de rejilla
    Como las que llevan las mujeres fatales del cine de los años treinta.

    Vaqueros ceñidos
    Gran parte de los varones admite que admira más una mujer sin maquillar y vestida de modo natural que a una artificial y acicalada mujer. Así que no es necesario romperse la cabeza frente al espejo, unos jeans, un polo y unas simples zapatillas serán suficientes para deslumbrar a tu enamorado.

    Uñas pintadas

    En rojo, granate, rosa o morado. Las uñas cuidadas y pintadas son femeninas y muy sexys.

    ¿A que esperas para subir aún más las temperaturas a tu paso?

    Elimine la celulitis desde la comodidad de su casa